¿Un copywriter?: Lo necesitas pero todavía no lo sabes

Es extraño pero cierto. En el vasto e imparable mundo de las marcas, hay quienes todavía no saben qué hace un copywriter o redactor creativo. Hay gerentes y diseñadores (e incluso nuestros padres, vale decir) que no tienen idea de lo que un copywriter puede hacer por una campaña, por una marca o por una estrategia de contenidos. Y es paradójico, porque muchos de los que no saben, son quienes más necesitan de su producto principal: un buen copy.  

El mundo está lleno de copys. De hecho, más lleno de lo que debería. Y el copy es esta especie de texto camaleónico persuasivo que te hace desear algo que no tienes (una casaca, un cartera, un auto), que te hace considerar una decisión respecto a una compra, que te da los buenos días en un mail o te notifica que tu delivery ha llegado a casa. Consumes más copys que comida. Pero a veces pasan desapercibidos. Es más evidente el diseño que el texto pero un diseño sin copy solo es algo bonito.

¿Qué aporta un copywriter a tu marca?

La respuesta es simple. Si necesitas que tu marca o emprendimiento diga cosas relevantes con una voz propia, consecuente y con una personalidad única, entonces necesitas uno.

Un copywriter es el cronista de tu marca. Cuenta su historia al mundo. Le da las palabras perfectas para expresarse. Y en esa historia que va contando revela su propuesta de valor comercial, sus opiniones respecto a ciertos temas y su experticia en el rubro donde se maneja.

Es quien crea un estilo y tono de comunicación para tu emprendimiento. El copywriter piensa cuál es la mejor manera de comunicar una promoción y en qué formato. Es quien le da voz y quien convierte ideas en conceptos. Es tu traductor oficial, a tiempo completo, en todos los flancos en los que tu marca o emprendimiento se dirigen a su público objetivo.

En concreto y pisando tierra, es quien encuentra la frase perfecta para una campaña, quien planifica tus contenidos del mes en redes sociales, quien aterriza tu estrategia de mailing en mensajes claros, quien escribe tus blogpost y  mucho más, porque un copywriter siempre hace más tareas de las que están en la lista.

Detrás de una marca que te confronta o emociona, detrás de los comerciales de Nike que todo el mundo ama, detrás de los buenos newsletter que te dan contenido valioso, detrás de una buena campaña (o una mala también, no vamos a mentir), hay un copywriter.

La moraleja, si es que hay moraleja en este cuento, es: no dejes al azar los mensajes y la comunicación de tu marca. Si no puedes lograr que tu público conecte con tu marca o que tu marca hable claro y coherentemente por largos períodos de tiempo, haz algo por ella y trabaja con un copywriter.

¿Quieres darle voz a tu marca?

Conversemos.

Contáctame

Esta página web usa cookies.